MUNDO EN TRANSICIÓN: Nace el primer partido pan-europeo

Publicado en: Página Siete y Los Tiempos, Bolivia

Dicen que cada crisis es también una oportunidad. Para un grupo de jóvenes europeos la catástrofe del Brexit fue el catalizador para crear lo que ahora es el primer partido pan-europeo: Volt. Registrado como partido en ya siete países europeos y con estructura de movimiento en 30 (también fuera de la Unión Europea), promete catapultar a gente completamente ajena a la política, pero con ganas de impulsar a Europa, a puestos de liderazgo. Quieren salvar el proyecto europeo reformándolo desde la base.

La meta de Volt, a corto plazo, es participar en las elecciones para el Parlamento Europeo en 2019. Quieren conseguir por lo menos 25 curules para poder formar una bancada parlamentaria. Escogieron el nombre Volt, como en voltaje, porque es fácil de pronunciar en todos los idiomas europeos y porque simboliza energía. ¿Quizás una nueva energía para Europa?

Después de una década de crisis financiera, populismo de derecha e izquierda y creciente nacionalismo, el surgimiento de un movimiento como éste es una bocanada de aire fresco.

Volt es en cierta forma un partido de la “generación Erasmus” para la “generación Erasmus”. Es la generación que, gracias a la beca Erasmus, tuvo la oportunidad de estudiar en diferentes países de Europa, de hacer amigos en todo el continente y de vivir en carne propia las ventajas de una Europa unida y con libertad de movimiento. Su “lingua franca” es el inglés, irónicamente el idioma natal del país que dentro de poco dejará la Unión. Es una generación que no sólo se siente nacional de un país, sino que tiene identidad y corazón europeo.

En Volt participan ciudadanos comunes, sin experiencia política. Trabajan como voluntarios, aportando con ideas y sus respectivas pericias. Usan todas la herramientas modernas de comunicación, como redes sociales y financiamiento colectivo (crowdfunding). Su programa de partido será votado online por los militantes.

Por ahora sus propuestas son algo vagas y tal vez por demás idealistas. Es un partido bastante “blanco” y de corte urbano. Se trata de gente formada en universidades y/o que trabaja para instituciones de la Unión Europea. Y precisamente por ser un partido europeo parece que se les dificulta armonizar el mensaje, dado que cada país tiene prioridades diferentes.

Al principio sus votantes seguramente serán parecidos a ellos y por ende no muchos. Por ahora tienen 5.000 miembros registrados. Muy lejos del número de miembros de partidos jóvenes, que comenzaron también como movimientos, como En Marche en Francia y Podemos en España. Pero eso, por lo visto, no los para. Lo que a Volt más parece importarle es poder ser una alternativa europeísta para los votantes moderados. Los partidos de toda la vida tendrán que ponerse las pilas para las elecciones europeas. Un poco de competencia siempre es positivo.

Volt no se dice ni de izquierda, ni de derecha, si no de soluciones basadas en investigación y experimentación. También esto suena algo ambiguo y hasta demagógico, pero quiero darles el beneficio de la duda. La Unión Europea ha recibido golpe tras golpe y perdido energía en los últimos años. Y ahora por fin está pasando algo nuevo, algo fresco, algo innovador.

Si Volt logra su propósito, sería la primera vez que un partido con presencia en varios países europeos, con la misma estructura y mismas metas, logre representación a nivel europeo. Actualmente, las bancadas en el Parlamento están conformadas por partidos que sólo tienen presencia en un país. Se unen por tener ideología/metas parecidas, a veces apenas. Volt necesitará pragmatismo y habilidad de hacer compromisos. Los partidos tradicionales y sobre todo los de extrema derecha de seguro no se lo harán fácil. Si Volt no consigue formar su propia bancada, tendrá que aliarse con alguna existente. Esto los forzaría automáticamente a decidirse por un lado del espectro ideológico y pondría en riesgo su discurso de ser un partido independiente y progresista. Si deciden trabajar sin bancada y en alianzas esporádicas, será difícil llevar adelante su programa y conseguir visibilidad.

El hecho de que Volt tenga tanta resonancia en todo el continente, indica que está llenando un vacío: el del centro. Y nos demuestra lo poderoso que puede ser un movimiento ciudadano que decide unirse, organizarse y usar la tecnología para unir en lugar de polarizar. Proponen volver a los valores de la fundación de la Unión Europea: libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho, derechos humanos y dignidad humana.

Sus ideas no son descabelladas. Al contrario. En verdad, es sentido común. Pero es el sentido que se hace extrañar cada vez más en Europa. Y ahora esta generación, tal vez la mejor preparada en la historia del continente, toma las riendas en sus propias manos. Ya era hora.

La autora es politóloga. Fue alta asesora política del vicepresidente del Parlamento Europeo.
@gkdavalos

https://bit.ly/2KxBfaw

MUNDO EN TRANSICIÓN: Migrar, ¿un derecho humano?

Publicado en: Página Siete y Los Tiempos, Bolivia

En 2008 hice un reportaje de televisión sobre hijos de emigrantes bolivianos. Mientras sus padres trabajaban día y noche en países tan lejanos como España, estos niños y jóvenes, de mirada inmensamente triste, crecían con familiares o a veces incluso solos. El dolor de la separación de estas familias era palpable. Y el costo social, humano y hasta económico para un país, es enorme. Algunos padres lograban volver después de un tiempo. Otros conseguían llevarse a sus hijos más tarde. Pero los más, no volvían a ver a sus hijos en muchísimos años, quizá jamás.

sigue leyendo

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/4a/Negotiations_about_Iranian_Nuclear_Program_-_the_Ministers_of_Foreign_Affairs_and_Other_Officials_of_the_P5%2B1_and_Ministers_of_Foreign_Affairs_of_Iran_and_EU_in_Lausanne.jpg/4096px-thumbnail.jpg

MUNDO EN TRANSICIÓN: Acuerdos diplomáticos desechables

Publicado en: Página Siete y Los Tiempos, Bolivia

En un abrir y cerrar de ojos, Donald Trump ha destruido doce años de esfuerzos diplomáticos. No uno. No dos años. Doce. Doce años de diplomacia, miles de horas de preparación y negociación. Gran Bretaña, Francia, Alemania, la Unión Europea, Rusia, China, Irán y Estados Unidos. Todos ellos estuvieron sentados alrededor de una mesa durante años para llegar a un acuerdo nuclear.

sigue leyendo

Mundo en transición: Ciudad maravillosamente contaminada

Publicado en: Los Tiempos y Página Siete, Bolivia

Hace cuatro años La Paz fue nombrada una de las nuevas siete ciudades maravilla. Y realmente lo es, además de ecléctica. El título es merecido.

Empero eso no significa que no haya problemas varios, y el que más me llama la atención es el de la contaminación. Parece cada día peor. Vivir a esta altura sobre el nivel del mar con tan poco oxígeno es de por sí todo un reto. Si encima ese oxígeno está contaminado al máximo, sobrevivir acá se vuelve un verdadero milagro.

sigue leyendo

Mundo en transición: La responsabilidad de votar

Publicado en: Los Tiempos, Bolivia y Página Siete, Bolivia

Cuando va a comprarse una nueva computadora o celular, lo piensa primero ¿verdad? Tal vez va varias veces a la tienda, se hace explicar por el vendedor las ventajas y desventajas, prueba el producto, lo consulta con amigos que tienen algo parecido… en fin, piensa antes de comprar.

Y cuando toca votar: ¿no se inscribe en el padrón electoral porque da flojera y para qué? ¿Va y vota por cualquiera porque es obligatorio y ni modo? ¿Cree todo lo que le dicen unos u otros sobre el tema o candidato a votar sin cuestionar? ¿O se informa con tanto detalle como lo hizo para el celular?

sigue leyendo

Mundo en transición: Hora de liderazgo ciudadano

Publicado en: Los Tiempos, Página Siete y El País (Bolivia)

Cada época tuvo uno o varios líderes que supieron inspirar a miles: a intentar mejorar el mundo, a cambiar el modo de pensar de la sociedad, a ser mejores seres humanos y a convivir de manera más igualitaria y pacífica.

¿Y hoy en día? Líderes mundiales como el presidente de EE.UU. Donald Trump llaman a la división e incluso a la violencia entre compatriotas. Titulares sobre ataques verbales de macho alfa irresponsable nos sorprenden cada día en las noticias. Y no es sólo él. La lista de jefes de Estado que buscan más el beneficio propio que el de la sociedad a la que supuestamente sirven, es extensa. Les encanta escucharse a sí mismos. Hablan mucho, hacen poco. Se aferran al poder con todas sus fuerzas. No dejan surgir a nadie. Los domina el miedo de caer en la irrelevancia, en el olvido y de seguro en uno que otro juicio de responsabilidades.

sigue leyendo

MUNDO EN TRANSICIÓN: El verdadero ganador de las elecciones alemanas

Publicado en: Página Siete, Los Tiempos, Correo del Sur y Nos24 (Bolivia)

El resultado cantado de las elecciones alemanas era que el partido cristiano demócrata de Angela Merkel, la CDU (siglas en alemán), iba a ganar y que ella será una vez más la canciller alemana.

 Pero lo histórico de las elecciones del domingo no es que Merkel seguirá al poder. Es la entrada al parlamento del partido Alternativa para Alemania (AfD, en sus siglas en alemán). Irrumpe con fuerza, siendo el partido con la tercera mayor votación, un 13%. Se  posiciona delante de partidos con larga trayectoria, como los Verdes, Izquierda y Liberales.

sigue leyendo

Bolivia’s current foreign policy: A primer

September 1, 2017 by Gabriela Keseberg Dávalos 

published in: The Global Americans

español

Bolivia’s current foreign policy stands out, characterized by a fierce loyalty to Cuba and Venezuela and a recent friendship with countries like Russia, Iran and China.

Since President Evo Morales assumed office in 2006, Bolivia has embarked on a new foreign policy path, often times resulting in confrontation. Although decisions are argued on the basis of standing against imperialism, Bolivia’s position quite often leaves the country isolated and in a difficult spot diplomatically.

Continue reading

LA ACTUAL POLÍTICA EXTERIOR DE BOLIVIA

Publicado en esglobal.org

Gabriela Keseberg Dávalos

english

La política exterior boliviana llama la atención en el contexto latinoamericano. Se caracteriza por una férrea lealtad a Cuba y a Venezuela, así como una reciente amistad con Rusia, China e Irán.

Desde la toma de posesión del presidente Evo Morales en el año 2006, Bolivia ha tomado rumbos nuevos e incluso confrontativos, en su política exterior. Aunque argumenta sus decisiones con su ideología antimperialista, a menudo sus posiciones dejan al país aislado y poniéndolo en situaciones difíciles. Un ejemplo famoso es el de 2013 cuando al avión presidencial de Evo Morales no se le permitió sobrevolar tres países europeos. Se sospechaba que llevaba a Edward Snowden consigo desde Rusia. Tuvo que aterrizar forzosamente en Austria y el capítulo fue bochornoso para todas las partes.

En abril de 2017, el embajador de Bolivia ante Naciones Unidas repudió contundentemente el ataque aéreo de EE UU a Siria. Junto con Rusia, votó en contra de una investigación al ataque con armas químicas del Gobierno sirio a la propia población. Con eso, Bolivia dio la impresión de estar defendiendo o, al menos, encubriendo atrocidades del régimen de Bashar al Assad.

sigue leyendo

Mundo en transición: EL LEGADO EUROPEO DE HELMUT KOHL

Fuente original: Página Siete, Bolivia

Hace poco falleció un gran político europeo, el ex-canciller alemán Helmut Kohl. Con él se va uno de los fundadores de la Unión Europea y el principal artífice de la reunificación alemana. Fue un hombre que vivió la segunda guerra mundial y sus consecuencias en carne propia. Estaba convencido de que por ninguna razón debía repetirse la experiencia y que Europa sólo podía progresar unida. Fue tan grande su peso político en Europa que este primero de julio la Unión Europea le rendirá homenaje con un solemne acto, el primero de este tipo, en el Parlamento Europeo en Estrasburgo-Francia.

sigue leyendo

MUNDO EN TRANSICIÓN: BOLIVIA Y LA GUERRA EN YEMEN

Fuente original: Página Siete, Bolivia

A partir del jueves, Bolivia presidirá por un mes el organismo más poderoso de Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad. Este organismo es el que puede emitir directivas de alto al fuego, imponer sanciones económicas, mandar misiones de paz e incluso aplicar acciones militares colectivas.

Presidirlo conlleva la responsabilidad, como también la oportunidad, de influir sobre la agenda política mundial, de crear consenso y de mediar en los casos de seguridad más urgentes del planeta.

sigue leyendo